como aplicar el colorete según la forma de la cara

¿Cómo aplicar el colorete según la forma de la cara?

Aprende a aplicar el colorete correctamente

¿Qué tipo de rostro tienes? Redondo, alargado, más cuadrado… Si lo tienes claro mejor, porque de ello va a depender que tu colorete te favorezca más o menos.

Hay varias maneras de aplicar el colorete y la forma del ovalo de tu cara va a tener mucho que ver, la forma más habitual es aplicarlo en la manzanita del rostro y a partir de ahí difuminar hacia atrás con eso conseguirás definición y armonía.

Si tu rostro es alargado, cuadrado o con forma de corazón tendremos que aplicarlo justo en el centro de nuestra mejilla y difuminarlo luego hacia los pómulos en movimientos circulares y en línea recta. Eso nos va a dar amplitud al rostro de forma natural.

Si tu cara es ovalada con pómulos estrechos y con mandíbula pequeña, concéntrate en las manzanas de las mejillas y difuminando hacia arriba para dar más definición a los pómulos.

¿Solo se aplica el colorete en los pómulos?

A la hora de aplicar el colorete no siempre debes aplicarlo en el centro del pómulo. Con el rostro muy redondo lo mejor es aplicarlo en los costados de la cara justo donde acaba el pómulo y difuminar hacia atrás metiéndolo incluso un poco en las sienes, de esta manera conseguiremos alargar las facciones y ver el rostro “menos rechoncho”.

También como extra se puedes aplicar un poco de colorete en la mandíbula, un poco en la nariz o incluso en la frente, no lo recomendamos, el colorete queda mas bonito y natural como si fuera un toque de rubor en la mejilla y solo en la (al) mejilla.

El colorete puede hacer también el papel de sombra de ojos, si lo aplicas en la zona de la banana del ojo conseguirás un toque de luz y color con un aspecto natural, otro uso que le podemos dar al colorete es aplicarlo como pintalabios a pequeños toquecitos, si lo hacemos encima de un poco de cacao mejor. Con un poco de colorete casi puedes conseguir un maquillaje completo.

Aplicación del colorete según la forma de tu cara

Dependiendo de la forma que tenga tu cara, te recomendamos aplicar el colorete en unas zonas u otras para potenciar tus facciones. A continuación te dejamos una infografía muy explicativa, así como las correspondientes indicaciones más detalladas.

como aplicar el colorete según la forma de la cara

Como aplicar el colorete en cara redonda

Es el tipo de rostro más habitual. Para aplicar el colorete en este tipo de rostro debes medir desde el rabillo del ojo o desde la esquina externa del ojo hasta el final del pómulo y desde ahí con pequeños toques difuminar hacia atrás, es recomendable hacerlo con brocha para no pasarnos con la pigmentación.

Este tipo de aplicación hará que los rostros redondos se vean mas alargados, mas cerrados, las facciones se alargan, como si hicieras la técnica de contouring. Sobre todo nunca aplicar desde el centro de la mejilla porque eso hará que el pómulo se vea todavía mas abultado y la cara se verá más redonda.

Como aplicar el colorete en cara ovalada

Para este tipo de forma de cara debemos aplicar el colorete en la zona central del pómulo y en forma de circulo incluso también puedes difuminarlo un poco hacia arriba, con esto conseguirás redondear un poco el rostro. Concentrándonos en las mejillas le daremos mucha más definición a los pómulos.

Además, el colorete en la zona central te dará un aspecto natural, más saludable, conseguirás una luminosidad y efecto “buena cara” al instante.

Como aplicar el colorete en cara larga

Con este tipo de rostro lo importante es, sin sonreír, ponerlo justo en centro de la mejilla y sin difuminar, el hecho de tener el protagonismo en el centro de la cara favorece a los rostros más alargados. Además de favorecer nuestras facciones, conseguiremos un estilo “muñequita” y nos dará un aspecto mucho mas dulce.

También puedes aplicarlo desde el centro de tus mejillas y esta vez difuminarlo en dirección hacia tus orejas, con esta técnica también conseguirás que tu rostro parezca un poco más redondeado.