Manteca De Karite En Cosmetica

Uso de la manteca de karité en cosmética natural

Si acabas de llegar a nuestra web y aun no nos conoces, aprovechamos para contarte un par de cosas que forman parte de nuestro ADN y que quizá no sepas. La primera es que nos gusta la cosmética diferente, que te ofrezca siempre resultados eficaces al mejor precio, y la segunda que todos nuestros productos incorporan ingredientes naturales para ofrecerte lo mejor de la naturaleza en tu cosmética y maquillaje. Hoy os contamos todo sobre uno de estos ingredientes naturales: la manteca de karité.

¿Qué es la manteca de karitè?

Dentro del mundo de los ingredientes naturales, la manteca de karité es, junto a la rosa mosqueta o el aceite de argán, uno de los más conocidos y apreciados gracias a sus numerosas propiedades beneficiosas para la piel y a su composición rica en lípidos.

La piel posee un manto hidrolipídico, que está formado de agua, grasas, lípidos y sudor, que nos ayuda a proteger nuestra piel frente a las agresiones externas o el envejecimiento prematuro. Si queremos que nuestra piel siga luciendo luminosa y cuidada es importante cuidarla con productos e ingredientes que favorezcan su buen estado y función, para ello la manteca de karité resulta una gran aliada ya que cumple esa doble función nutritiva y humectante que ayuda a proteger la piel y a mantenerla flexible.

Además la manteca de karité tiene otros beneficios excepcionales; hidrata, suaviza y ayuda a cicatrizar y regenerar los tejidos celulares.

¿De dónde se extrae la manteca de karité?

El karité, también conocido como árbol de mantequilla, es un árbol que procedente de la sabana africana de cuyo fruto, unas nueces de cáscara fina, se obtiene la preciada manteca de karité. Esta manteca, si bien es comestible, en las últimas décadas ha sido más usada y demandada por la industria cosmética gracias a sus propiedades.

El proceso para la extracción de la manteca consiste, tras la recolección de los frutos del karité, en un lavado de estas nueces, que luego se trituran y tuestan para finalmente ser prensadas en frío, lo que permite extraer una manteca. Después esta manteca pasa por varias filtraciones que la dejan limpia de cáscaras e impurezas y que dan como resultado la manteca de karité natural, de color blanquecino y textura suave, que se emplea como ingrediente de numerosos cosméticos.

Uso De Manteca De Karite En Cosmetica

Propiedades de la manteca de karité

Entre los numerosos beneficios de la manteca de karité destacan los siguientes:

  • Nutritiva. Es rica en vitaminas como la A, D o E y posee la capacidad de nutrir en profundidad los tejidos. Resulta un antioxidante perfecto para prevenir el envejecimiento prematuro de la piel y evitar la aparición de las temidas arrugas.
  • Protectora. La manteca de karité crea una película transparente sobre nuestra piel que actúa como barrera protectora frente a las agresiones externas, como el frío, el sol o el viento. Ayuda a mantener el manto hidrolipídico en perfectas condiciones para que siga cumpliendo su función.
  • Humectante: Lo primero que debemos diferenciar es entre dos conceptos que quizá nos parezcan el mismo pero no lo son, humectante e hidratante. Cuando un producto es humectante evita la evaporación del agua de nuestra piel evitando así que nos deshidratemos, en cambio cuando hablamos de un producto hidratante lo que estamos diciendo es que es capaz de aportar agua a la piel haciéndola más elástica y suave. La manteca de karité, si bien nos ayuda a hidratar, su principal función es evitar la pérdida de agua de la piel, por eso es perfecta para pieles muy secas y agrietadas.
  • Reparadora y cicatrizante. Gracias a su poder regenerante y antiinflamatorio, es un gran aliado de la piel dañada, ya que en casos como las quemaduras solares por un exceso de exposición al sol, nos va a ayudar a evitar que la piel siga perdiendo humedad fruto del exceso de calor en ella.
  • Revitalizante y suavizante. Nos ayuda a tener una piel suave y reparada de forma natural y a reestablecer las propiedades de una piel hidratada como son la flexibilidad y la luminosidad. Además ayuda a la producción de colágeno lo que es clave en su acción antiarrugas, ya que retrasa el envejecimiento.

Productos de maquillaje con manteca de karité

Cada vez es más común ver productos de maquillaje que incorporan a sus fórmulas ingredientes naturales. Por nuestra amplia experiencia en el mundo de la cosmética natural sabemos que la naturaleza nos regala grandes activos respetuosos con tu piel y con probada eficacia a lo largo de la historia.

Sus usos van más allá de la manteca de karité para la cara, también puede ayudarnos a cuidar y reparar nuestro cabello, uñas… ya que aporta brillo y luminosidad a los tejidos. Si tienes el cabello muy seco y deshidratado, calienta un poco de manteca en tus manos y aplícatela de medios a puntas para devolver la vitalidad a tu melena. Si son tus manos las que con tanto gel hidroalcohólico y lavado de manos notas que sufren más que nunca, úsala como hidratante de manos y uñas. Si te resulta excesivamente grasa, te recomendamos usar al menos productos que incorporen este ingrediente en su fórmula pero sobre todo ¡no renuncies a este ingrediente maravilloso!

En Camaleon todos nuestros productos de la gama de maquillaje incorporan diferentes ingredientes naturales, combinando así el mejor cuidado de la naturaleza con el color más sorprendente. Si bien son diversos los activos naturales que empleamos en nuestros productos de maquillaje y cuidado labial, la manteca de Karité está presente en tres de ellos, nuestro Magic Blush y nuestros bálsamos labiales, tanto en los Colour Balm como en el cacao de labios,

¿Por qué sobre todo en nuestros productos de cuidado labial? Porque sabemos que la piel del labio es la más fina del rostro, constantemente expuesta a las agresiones externas, y tiende a agrietarse y resecarse con facilidad. Entre sus numerosos beneficios, la propiedad humectante de la manteca de karité es clave para el cuidado labial, por lo que viene genial para evitar labios agrietados y repararlos correctamente.