Como proteger los labios del sol

¿Cómo proteger los labios del sol?

Peligros del sol para nuestros labios

Cada vez estamos mas concienciados con el peligro de la exposición prolongada al sol tanto en nuestro rostro como en nuestro cuerpo, estamos aprendiendo a ser más constantes tanto en invierno como en verano. Pero… ¿Qué pasa con nuestros labios? También tenemos que proteger nuestros labios y darles mimos.

La piel de los labios es una piel mucho más delgada y cuando están expuestos de forma continuada al sol pierden humedad, además también disminuye el sistema inmune, la piel del labio está más sensible y pueden aparecer lesiones como los herpes. Por eso durante todo el año pero sobre todo en las épocas en las que vamos a estar más expuestos es obligatorio también utilizar productos con un factor de protección alto.

Proteger Labios Del Sol

Protección solar para nuestros labios

Existen en el mercado protectores solares específicos para los labios que evitarán que se agrieten por la sequedad y también evitarán la aparición de las temidas lesiones provocadas por la exposición solar como calenturas, herpes, etc.

Un protector solar labial está formulado para proteger la delicada piel de los labios de los rayos ultravioleta además de mantenerlos hidratados. Contienen filtros solares que proporcionan una alta protección contra los efectos nocivos de la radiación solar.

Hay que  aplicarlos con regularidad tanto en invierno como en verano durante el día y también por la noche. Los labios, al igual que la piel del rostro utiliza la noche para regenerarse y nutrirse en profundidad.

Como proteger los labios del sol

Productos para proteger los labios del sol

En Camaleon te ofrecemos los únicos bálsamos labiales con factor protección 50 con los que además de proteger tus labios conseguirás un velo de color súper natural y favorecedor. Una gama con tres tonos (rosa, rojo y marrón) con un delicado aroma y con los que tendrás unos labios hidratados, suaves y bonitos.

El bálsamo labial ideal para la playa, piscina, verano o invierno que gracias a la mantecas de karité y cacao y a las vitaminas alivian los labios agrietados, gracias a su acción emoliente y antioxidante.

Como parte de la rutina de cuidado de los labios expuestos al sol y al viento es bueno eliminar las pieles muertas que pueden surgir de la sequedad y de la exposición prolongada con un exfoliante labial suave que nos dejará los labios suaves y preparados para recibir la hidratación y nutrición del bálsamo.

Como reparar los labios dañados

Si tienes problemas con tus labios y se te resecan mucho es probable que con la exposición solar aún notes más esa sequedad, pero no te preocupes hay trucos para reparar esos labios rotos. En su día ya hablamos sobre los principales consejos a la hora de reparar los labios dañados, agrietados o secos, pero allá van algunos consejos a modo de resumen:

EXFOLIACIÓN: Exfolia tus labios una vez a la semana, utiliza el exfoliante natural de Camaleon de fresa o de melón formulado con semillas de rosa mosqueta, frota bien tus labios y retira las impurezas con un pañuelo o aclara con agua y ¡listo! Ahí tendrás ya un labio más hidratado.

ACEITE DE OLIVA: Un remedio casero y de toda la vida, lo aplicaremos en los labios a toquecitos con un algodón un par de veces al día y notaremos rápidamente ese extra de hidratación.

BÁLSAMO: Ser constante con el uso del bálsamo labial sobre todo antes de irte a dormir regenerará e hidratará tus labios en profundidad.

ALOE VERA: El aloe vera tiene muchos poderes y uno de ellos es el de cicatrizar, si te aplicas a diario por ejemplo un gel de aloe o una crema con aloe notarás que tus labios irán mejorando poco a poco.

MIEL: Otro poderoso remedio humectante y cicatrizante, aplica la miel en tus labios y déjala reposar unos 20 minutos después retírala con agua. Importante que sea lo más natural posible aquellas que llevan azucares y conservantes no cumplirán la misma función

Como proteger los labios del sol

En definitiva se trata de conseguir que tus labios estén siempre hidratados para que estén preparados en cualquier estación del año.