Dónde aplicar el iluminador

¿Dónde y cómo aplicar el iluminador?

Existen muchas dudas sobre cómo y en qué zonas se debe aplicar el iluminador. Te damos una serie de consejos y trucos para que le saques el máximo partido a este producto estrella que enamora a todo el que lo prueba.

La moda del iluminador en crema

Hace ya unos años que el iluminador llegó para quedarse. Se ha convertido en un imprescindible para completar cualquier look de maquillaje y nos aporta ese punto de brillo perfecto válido para los que buscan desde lo más sencillo a los que buscan bien de brillibrilli.

Además el iluminador en crema nos ofrece una serie de ventajas sobre otros formatos y acabados, como los líquidos o en polvo, ya que es más fácil de aplicar; se integra mejor con la piel evitando grumos o ronchones antiestéticos y se extiende más fácilmente.

¿Para qué sirve el iluminador?

El iluminador es un producto de maquillaje muy versatil. Entre sus usos está:

  1. Resalta las zonas del rostro donde naturalmente incide la luz.
  2. Ayuda a potenciar los rasgos de tu rostro que más te gustan.
  3. Permite consiguir un aspecto más saludable con un rostro más luminoso.

¿En qué zonas de la cara se aplica el iluminador?

  1. Hueso de la ceja: agranda visualmente tus ojos y consigue una mirada más despierta.
  2. Párpado móvil: puedes usarlo también a modo de sombra de ojos dándole un toque de color suave.
  3. Lagrimal: aplica un punto de luz para dar protagonismo a tus ojos.
  4. Pómulo: siempre en la zona elevada del pómulo, eleva las mejillas y estiliza el rostro.
  5. Nariz: estiliza tu nariz poniendo un poco de producto sobre el centro de tu tabique.
  6. Labios: puedes agrandarlos visualmente poniendo un toque de iluminador justo en el arco de cupido, y también es perfecto para darle un toque brillante a tus labios si lo pones sobre tu pintalabios.
  7. Barbilla: un toque ligero sobre la punta de la barbilla nos ayudará a conseguir un efecto más afinado del rostro.

El iluminador en crema de Camaleon Cosmetics es 100% natural, con aceites naturales y vitamina E, que repara e hidrata la piel, y aporta un toque de color.

¿Cómo aplicar el iluminador?

Pasos a seguir para una correcta aplicación de tu maquillaje iluminador:

  1. Escoge la zona del rostro que quieras potenciar

    Gracias a su versatilidad, el iluminador se puede aplicar en varias zonas de la cara, como en el pómulo, el lagrimal, el hueso de la ceja, nariz y barbilla, entre otros.

  2. Aplica el iluminador con pequeños toques

    Con el dedo, o con una esponja de silicona , aplica el producto sobre la zona con pequeños toques sobre el rostro para controlar la cantidad de producto empleada.

  3. Difumina suavemente

    Difumina con movimientos circulares el iluminador, evitando arrastrar la base de maquillaje aplicada previamente.

La esponja de silicona de Camaleon Cosmetics, es perfecto para aplicar el iluminador, no desperdiciarás nada de producto y te ayudará a que quede perfectamente integrado.

¿En qué ocasiones usar iluminador?

El iluminador es perfecto para usarlo cada día, puedes usarlo con o sin maquillaje y dependiendo de como complementes tu maquillaje o como lo combines, puedes conseguir looks muy diferentes donde el iluminador te va a aportar ese toque diferente y luminoso que buscas.

Aquí te dejamos unas ideas sobre en qué ocasiones usar iluminador:

  • De día para ir a la oficina. Si eres de las que le gusta ir con un look natural a trabajar, te recomendamos usar los tonos más suaves, como el blanco o el rosita. Úsalo en máximo dos zonas de tu rostro para evitar un brillo excesivo y conseguir un look natural. Nosotras te recomendamos la zona de tus pómulos y el tabique nasal; verás como tu rostro lucirá más despierto y saludable por las mañanas.
  • De tarde para un afterwork. Ha terminado tu jornada laboral y quieres salir a tomarte algo con unas amigas pero no tienes tiempo de pasar por casa. El iluminador puede ser tu aliado perfecto, unos ligeros toques con el iluminador rosa en tus párpados para darles un toque de color y un poco de iluminador blanco en tu lagrimal para despertar tu mirada, que seguro que anda cansada de todo el día, y ¡a disfrutar de los amigos!
  • Look para una comida de día. Si lo que buscas es un toque de color que destaque pero que no resulte excesivo te recomendamos combinar los tonos blanco y bronce. Usa el bronce sobre tu ceja y en el pómulo para conseguir un ligero efecto bronceado y el blanco para conseguir puntos de luz más intensos en ojos y labios.
  • Una fiesta de noche. ¡Ahora sí! Quieres un look brillante y no te importa ser un poco llamativa… El iluminador será el gran protagonista de tu look. Combina los tres tonos en las diferentes zonas de tu rostro para conseguir un efecto glow completo y remata con el rosa sobre tu pintalabios permanente favorito para darle un toque metálico precioso, porque ¡brillar de noche ya no es un problema!