Mascara De Pestanas Sin Grumos Portada

¿Cómo aplicar la máscara de pestañas para evitar los grumos?

Seguro que te ha pasado alguna vez: has conseguido que el eyeliner te quede perfecto, tus sombras de ojos te ven como nunca y de repente al aplicarte la máscara de pestañas… ¡Oops! Unos molestos grumos se quedan sobre tus pestañas estropeándote ese maquillaje de infarto.

No te preocupes, para conseguir que tu máscara de pestañas quede genial y libre de grumos, solo tienes que elegir el producto adecuado y aplicártelo teniendo en cuenta unos sencillos consejos. Sigue leyendo, te contamos unos sencillos trucos para aplicar la máscara de pestañas a continuación.

¿Por qué se producen grumos con la máscara de pestañas?

Esos dichosos grumos pueden aparecer por varias razones:

Tu máscara de pestañas es demasiado densa

Una buena máscara se desliza suavemente por las pestañas sin dañarlas. Nuestras máscaras de pestañas están enriquecidas con aceites naturales como el aceite de ricino y el aceite de oliva, que además de darle a la fórmula esa textura perfecta, nutren y fortalecen las pestañas.

Por otro lado, si notas tu máscara de pestañas muy dura y aun no es momento de deshacerte de ella, colocarla debajo de un chorro de agua caliente (siempre con el envase cerrado) puede ayudarnos a calentarla para que quede más fluida. Nunca eches aceites u otros productos para intentar “aligerar” la fórmula ya que podrías contaminarla y causarte problemas.

Tu máscara de pestañas se ha secado

Puede que tu máscara fuera la adecuada cuando la compraste pero hace tanto tiempo que la tienes que ya se ha secado. Recuerda que cualquier producto de maquillaje tiene una vida útil recomendada. Ese pequeño simbolito que suele aparecer en tu envase con una indicación en meses nos indica cuánto tiempo te garantiza el fabricante que tu producto estará en perfectas condiciones desde que lo abres para que tu experiencia con él sea siempre satisfactoria. Recuerda que si te pasas de esa fecha, el producto puede ir perdiendo propiedades, en el caso de las máscaras de pestañas por ejemplo que la formula se reseque.

Has aplicado la máscara de manera errónea

Otra de las razones por las que pueden aparecer grumos al aplicarnos la máscara de pestañas es que el cepillo de nuestro envase no sea el adecuado y arrastre un exceso de producto. A veces la innovación en el desarrollo de los envases cosméticos lleva a formas tan extravagantes que luego no resultan todo lo prácticas que deberían y, o bien arrastran demasiado producto o hacen que la aplicación sea demasiado complicada y aparezcan esos grumos.

Tipos de cepillos aplicadores de máscara de pestañas

Muchas veces es el tipo de cepillo de nuestra máscara de pestañas el que va a marcar la diferencia en los resultados que obtengamos. En Camaleon tenemos dos cepillos diferentes por si lo que buscas es una mirada infinita o un extra de volumen enmarcando tu mirada.

  • Cepillo volumen. Grueso, con cerdas largas y cortas. Este cepillo en forma de pino es el más común. Gracias a su forma, la parte más ancha con las cerdas largas, captura un poco más de producto para conseguir un grosor extra en las pestañas centrales mientras su parte más fina, en la punta, permite trabajar correctamente las pestañas exteriores. Es perfecto para las que tienen las pestañas pequeñas.
  • Cepillo definición. Recto, estrecho y con cerdas iguales. Con este cepillo conseguirás alargar tus pestañas para una mirada de infarto. Gracias a la longitud uniforme de sus cerdas el producto se reparte uniformemente a lo largo de las pestañas, desde la base hasta la punta, consiguiendo una longitud extra.

Además nuestros cepillos son de silicona, lo que los hace muy fáciles de limpiar, para evitar que con el tiempo el cepillo se estropee o vayan quedando excesos de producto reseco que provocarían esos molestos grumos a la larga.

Mascara De Pestanas Sin Grumos 01 Rev

Errores que cometemos al aplicar la máscara de pestañas

Aplicar tu máscara de pestañas correctamente no es una tarea demasiado difícil, como en todo es cuestión de práctica y seguro que con el tiempo irás perfeccionando tu técnica. Para ayudarte, te contamos unos errores comunes que debes tener presentes para evitarlos:

  • Exceso de producto en tu aplicador. Aunque el envase de nuestra máscara de pestañas está pensado para eliminar el exceso de producto al sacar el cepillo puede que al sacar el gupillón (sí, este es el nombre profesional del cepillo 😉 ) nos hayamos llevado demasiado producto. Limpia un poco ese exceso de producto con un poco de papel para que al aplicártela no aparezcan grumos sobre tus pestañas.
  • Un exceso de aplicaciones sobre tus pestañas. Otra de las razones por las que suelen aparecer esos molestos grumos es si nos hemos pasado de aplicaciones en nuestras pestañas. Recuerda que con cada pasada estamos depositando producto sobre unas pestañas que tienen una capacidad limitada de soportar producto. A veces más no es mejor… es demasiado. Dos o tres aplicaciones son más que suficientes para conseguir sacar todo el potencial a tus pestañas.
  • Aplicar el producto solo en la punta de las pestañas. Aunque no quieras un efecto exagerado en tus pestañas la solución no es aplicar máscara solo en las puntas ya que esto generará un efecto raro en tu mirada. Si este es tu caso, te recomendamos nuestra máscara definición, con su cepillo recto. Aplica una sola pasada con su cepillo, para conseguir un efecto natural de las pestañas, pero desde la base hasta las puntas.
Mascara De Pestanas Sin Grumos 03

Pasos para aplicar correctamente la máscara de pestañas

1. Empieza por la parte inferior de las pestañas y aplica desde la base hasta las puntas. Cepíllalas completamente para conseguir ese extra de volumen o definición. Puedes repetir varias pasadas con el cepillo, sin coger más producto para evitar que aparezcan los grumos, para peinarlas y separarlas un poco más.

2. Si puedes, rízate las pestañas antes de aplicar tu máscara de pestañas. Hay quien recomienda que lo hagas después de aplicarte la máscara, esperando siempre a que esta se seque, pero a nosotras nos gusta más empezar con el rizador y terminar aplicando la máscara.

3. Aplica con movimientos en zig-zag, de esta forma repartirás mejor el producto por tus pestañas mientras que, gracias a este movimiento, las separas poco a poco para que no se queden apelmazadas ni queden grumos sobre ellas.

4. Divide tus pestañas en 3 zonas y aplícate la máscara por partes. Empieza por la parte central de las pestañas para depositar ahí la mayor cantidad de producto. Después, cogiendo un poco más de producto, aplícatela en las pestañas exteriores y termina con las pestañas más cortitas del interior del ojo usando la punta del cepillo.