Labios secos: ¿Cómo evitar y reparar los labios cortados y agrietados?

Los labios, junto a la mirada, son una parte esencial de nuestro rostro; son claves en nuestra expresividad y cada día pasan por ellos miles de conversaciones, risas y muecas de todo tipo. a pesar de ello muchas veces no les prestamos toda la atención que se merecen.

Índice de contenidos:

  1. Por qué se agrietan los labios
  2. Cómo hidratar tus labios para que no se agrieten
  3. Hábitos para no tener los labios secos
  4. Tratamiento para evitar los labios cortados

Las características de la piel de nuestros labios son muy distintas a las del resto del cuerpo y hay que tenerlo en cuenta para saber aplicar los cuidados y tratamientos adecuados para mantenerlos en perfecto estado y prevenir unos labios secos y agrietados

Además, a pesar de que se regeneran más rápido que el resto de la dermis, su capa exterior es muy fina y eso provoca que sea mucho más frágil y se dañe con más facilidad.

Por qué se agrietan los labios

A pesar de su color rosado los labios carecen de melanina por lo que están más desprotegidos que otras zonas frente a los daños del sol. Además su piel es extremadamente fina y delicada por lo que es más sensible a las agresiones externas como el frío o el viento.

Mordernos las uñas, tocarnos los labios en exceso con la mano o relamernos para conseguir una falsa sensación de hidratación, son gestos inconscientes que repetimos infinitas veces a lo largo del día y que nos perjudican y pueden incluso provocarnos heridas en los labios.

Otro de los factores que afecta significativamente a la salud de nuestros labios es el clima y el ambiente que nos rodea. El frío extremo en invierno, el viento, un exceso de calor o los ambientes secos que se dan con las calefacciones y aires acondicionados tiende a provocarnos unos labios agrietados.

Para compensar todas estas agresiones, además de intentar ser conscientes de que lo hacemos para evitar las malas costumbres, debemos incorporar a nuestras rutinas una serie de buenos hábitos que nos ayudarán a protegerlos, cuidarlos y que se vean suaves y pulidos.

Cómo hidratar tus labios para que no se agrieten

Para hidratarlos es importante elegir cuidadosamente los productos de cuidado labial que usamos y si es posible elegir siempre aquellos que incorporen activos naturales que cuiden, reparen y nutran los labios secos y agrietados.

Activos como la manteca de karité o la rosa mosqueta son perfectos para los labios cortados ya que gracias a su poder regenerador nos ayudan a reparar los labios en profundidad. Además la manteca de cacao nos proporciona una fina capa protectora que nos ayudará a defendernos de las agresiones externas y a prevenir unos labios secos.

Hábitos para no tener los labios secos

Cada gesto cuenta y para conseguir unos labios perfectos hay que cuidarse por dentro y por fuera.

Por el día, protección. Debido a su falta de melanina, los labios están más expuestos a los daños solares, por lo que usar durante el día un labial con protección solar es clave en el cuidado labial.

Por la noche, desmaquíllalos y cuídalos. Si eres de las que le encanta lucir unos labios llenos de color debes saber que la mayoría de los pintalabios, sobre todo los de larga duración, tienden a resecar tus labios. Busca pintalabios con activos naturales que además de aportar color los nutran e hidraten, y por la noche desmaquíllalos siempre suavemente para no irritarlos y aplícales un bálsamo reparador.

Cuida tu alimentación y bebe mucha agua. La hidratación es clave en nuestra salud y los labios no son una excepción. Para prevenir la sequedad de tus labios busca alimentos ricos en vitamina B, como las verduras y las espinacas, y mantén tu cuerpo hidratado de forma constante bebiendo mucha agua.

Tratamiento para evitar los labios cortados

Exfoliación, hidratación y protección. Estos son los tres pasos claves de cualquier labio en perfecto estado. Es la combinación de estos tres buenos hábitos lo que nos ayudará a mantener la salud de nuestros labios para que luzcan siempre suaves y pulidos. El kit reparador labial de Camaleon está pensado para ofrecerte una solución completa al tratamiento de tus labios.

Incluye un exfoliante labial con partículas de hueso de rosa mosqueta biodegradables que te ayudará a hacerles un peeling suave. Te recomendamos exfoliarlos una vez a la semana si ya tienes los labios agrietados y una vez cada dos semanas para mantenerlos en perfecto estado.

El bálsamo labial con protección solar SPF50 y un toque de color, es la solución perfecta para protegerlos durante el día del sol. Además gracias a su fórmula rica en manteca de karité, los protegerás de las agresiones externas mientras los nutres y reparas.

Por último, el cacao de labios es perfecto para reparar tus labios mientras duermes. Aplícatelo antes de irte a dormir para despertar con unos labios suaves y reparados.

Todos los productos incluyen manteca de cacao, uno de los activos naturales más efectivos en el cuidado labial, rico en vitamina E y que ayuda a nutrir e hidratar los labios para mantenerlos en perfecto estado.