Camaleon Cosmetics » Blog » Trucos de maquillaje » Colorete, iluminador y bronceador ¿dónde aplicar cada uno?


Colorete Iluminador Bronceador

Colorete, iluminador y bronceador ¿dónde aplicar cada uno?

Nuevos productos, nuevas tendencias, nuevas formas de maquillarnos… Conforme la moda y nuestro tocador evolucionan aumentan las dudas sobre cómo y en qué orden aplicarnos cada producto para conseguir el mejor resultado posible con nuestro maquillaje.

A veces no terminamos de saber si lo estamos usando bien o no, y podemos acabar aparcando un producto con un gran potencial por falta de información sobre cómo aplicarlo adecuadamente. En este post, vamos a intentar despejar algunas dudas sobre estos tres productos que, bien combinados, pueden sacar tu mejor cara, así que ¡vamos allá!

Colorete, iluminador y bronceador: productos compatibles

Este trío es todo lo que necesitas si lo que buscas es lucir un maquillaje sencillo, que potencie tus rasgos naturales y con un ligero toque de color súper favorecedor.

Perfectamente compatibles, si los combinas de la forma correcta lucirás una piel jugosa y con un tono ideal en cualquier época del año.

¿Dónde se aplica el colorete?

Te lo contábamos hace tiempo en este artículo sobre donde aplicarte el colorete, una de las cosas más importantes que debes tener en cuenta a la hora de usar un colorete en crema es la forma de tu rostro y si además lo vas a combinar con un producto como el bronceador, que te va a aportar un toque de color, debes emplear la cantidad justa de ambos productos y asegurarte de integrarlos bien con una brocha, una esponja de maquillaje o aplicador para conseguir un efecto natural.

¿Dónde se aplica el iluminador?

La clave para saber donde aplicar el ilumiandor es identificar los puntos donde la luz incide de forma natural y aplicar ahí el producto para potenciarlos y conseguir un efecto de mayor volumen y luminosidad en el rostro. El arco de la ceja, los pómulos, el tabique de la nariz o sobre el labio en el arco de cupido… un toque de iluminador sobre estos puntos estratégicos pueden marcar la diferencia entre un maquillaje apagado y uno lleno de vida.

¿Dónde se aplica el bronceador?

El bronceador es otro producto que busca potenciar la belleza natural del rostro, en este caso replicando el bonito tono de una piel suavemente bronceada por el sol. Es por ello que al igual que  ocurre con el iluminador, el bronceador no se aplica homogéneamente por todo el rostro, si no que lo importante es aplicarlo estratégicamente por algunas zonas como bajo el hueso del pómulo, la barbilla, las sienes y la parte superior de la frente y los laterales de la nariz. Se trata generalmente de la partes más elevadas del rostro, donde más se suele apreciar el bronceado.

¿En qué orden se deben aplicar?

Debes tener en cuenta que este orden es válido si usas todo productos de textura en crema, como los que tenemos en Camaleon Cosmetics.

En caso de que tu bronceador sea de textura en polvo, éste debe aplicarse siempre en último lugar, después de las texturas en crema, ya que si aplicamos un producto de textura cremosa sobre los polvos, arrastraríamos el producto en polvo, parcheándolo y haciendo que se estropease el maquillaje.

Aplicar Colorete Iluminador Bronceador

Paso 1: Aplicar el bronceador

Aplica el bronceador sobre pómulos, la parte inferior de la mandíbula o las sienes del rostro. Puedes hacerlo primero marcando la zona con trazos más gruesos y luego difuminarlos para que el producto se integre perfectamente en tu piel.

Paso 2: Aplicar el colorete

Aplícalo a pequeños toques y difumínalo suavemente para que se fusione con el bronceador evitando arrastrar. Lo que buscamos es que cada producto se quede donde debe pero que se integren entre sí. Lo importante en este maquillaje es buscar un resultado natural sobre el rostro.

Paso 3: Aplicar el iluminador

Una vez que identifiques qué zonas de tu rostro son las que te interesa potenciar, aplica el iluminador a ligeros toques sobre ellas. Marca la diferencia y cierra un maquillaje natural y perfecto con este toque de luz.

Si quieres obtener un extra de luminosidad en tu rostro puedes aplicar un poco de iluminador en algunas zonas clave, como los pómulos o la barbilla, antes del bronceador. Este paso previo además de darle más volumen al rostro puede servir como prebase y ayudar a fijar el bronceador.

5/5 - (1 voto)